20 dic. 2011

Diferencias entre tomar referencias/calcar y plagiar

Hoy he visto una noticia que me ha recordado un tema sobre el que llevo tiempo queriendo escribir. La noticia en concreto es esta

Todos los que estáis metidos en el mundillo del cómic, ilustración, arte en general hemos oído casos de plagios descarados o de artistas a los que se les estigmatiza de por vida al descubrirse que efectivamente sus obras estaban más cercanas al fotomontaje que a la ilustración pura y dura. Desgraciadamente, considero que estas experiencias nos ha vuelto desconfiados y en muchos casos se realizan juicios precipitados respecto a la honradez o ética de un artista, ya sea debido a haber puesto las habilidades de ese admirado artista en un pedestal para darte cuenta de que es humano, o bien por ignorancia.

Es muy sencillo hablar de plagio, pero creo que en este tema habría que saber diferenciar entre tomar referencias, calcar, y plagiar.

Tomar referencias: Cualquiera que haya recibido clases de dibujo sabrá la importancia de tomar referencias a la hora de hacer una ilustración medianamente realista. Incluso cuando se trata de una caricatura de la realidad, es muy valioso tomar referencias. El cerebro humano es capaz de recordar ciertas formas de la realidad a raíz de haberlas observado diariamente. Todos sabemos que, a menos que haya una deformidad importante, una persona tiene dos ojos, una nariz, una boca. Tenemos cierta idea de cómo representarlas mentalmente, pero a la hora de recordar pequeños detalles no hay nada que hacer. Incluso si has visto a una persona todos los días de tu vida, es imposible para una persona normal el hacer un retrato realista de memoria. Al igual que es imposible dibujar algo que no sabes cómo es, que nunca has visto o del que solo tienes una vaga idea. E incluso sabiendo cómo es ese objeto, es fácil equivocarse al representarlo, y si no lo observas y te empeñas en dibujarlo de memoria, es muy probable que siempre lo dibujes mal. En este ámbito, es incluso aceptable tomar referencias de cómo otros artistas interpretan la realidad, es otra forma de aprender.

Siempre es recomendable buscarte tus propias referencias, hacer tus propias fotos para referencias anatómicas o de paisajes, pero hay ocasiones en las que simplemente, no se puede, por lo que lo normal es procurárselas por otros medios (internet).

imagen de referencia que ofrece el portal fineart.sk

Calcar: No sé vosotros, pero yo pasé muchos años negándome a calcar porque desde pequeña siempre me habían dicho que eso estaba mal, que no tenía mérito, que era hacer trampas. Ahora sé que eso está muy lejos de la verdad, y que, aunque pueda parecer poco ético, calcar (con algunas salvedades, por supuesto) es una herramienta muy útil cuando se trata de hacer una ilustración realista, un retrato, un fondo para un cómic. Se lleva calcando desde tiempos inmemorables, no solo ilustradores, sino artistas clásicos, como Leonardo da Vinci que creó una especie de cámara oscura con la que proyectaba objetos reales en los lienzos para calcarlos.

Siempre recuerdo un ejemplo que me puso un profesor, que a la vez era un gran artista, sobre el tema de calcar. Imaginad que queréis salir a dar un paseo, para tomar el aire, y hacer un poco de ejercicio. El fin de ese acto es caminar, no llegar a un sitio en concreto. En ese caso, sería una estupidez coger el coche, ¿no es cierto? En otra ocasión, queremos ir al cine, que está a unos kilómetros de casa. Podemos ir andando o coger el coche, el fin es llegar al cine para ver la película. Lo más práctico sería coger el coche, llegaremos antes y no correríamos el riesgo de llegar tarde a la sesión. Pues con el tema del calcar, es lo mismo. Si el fin de un dibujo es la mera práctica, es estúpido que calquemos, puesto que así no aprenderemos. Si lo que queremos es realizar un encargo de alguien que nos ha pedido un retrato, que es más práctico, hacerlo desde cero, tirarnos horas y que nos salga un churro, o ir a lo práctico y calcar para luego colorearlo y darle un acabado bonito? Sí, lo primero tiene más mérito, pero aquí no estamos hablando de heroicidades, sino de resultados. Por otra parte, es muy fácil pensar que calcar lo puede hacer cualquiera, pero no es así. El calcado requiere un proceso de adaptación de la realidad al papel, saber qué rasgos hay que calcar y cuáles no, saber cómo valorar las líneas… en fin, que tiene su aquel. Me viene a la cabeza el ilustrador Drew Struzan, el cual ha realizado los carteles de grandes películas como Indiana Jones o la Guerra de las Galaxias. Este hombre calca. Pero desde luego, si mi abuela se pusiera a calcar no le quedarían los posters que le salen a este señor.

Uno de los famosos carteles de Struzan. Una caca, porque es calcado. Así yo también lo hago.

Claro que el tema de calcar toma otra dimensión diferente cuando se trata de calcar el dibujo de otra persona, porque en este caso la interpretación de la realidad es de segunda mano, estás copiando un proceso creativo. Igual sucedería con una foto que tuviera un trabajo artístico, una composición, si se copia directamente esa composición y esa idea, ya estaríamos hablando de un plagio. Aunque si bien es cierto, legalmente no es plagio si la imagen “calcada” dista en un tanto por ciento (que no recuerdo cual era) de la original (como sería en el caso de un dibujo a partir de una foto)

Plagiar: Según la real academia de la lengua: Acción de «copiar en lo sustancial obras ajenas, dándolas como propias» Desde el punto de vista legal, el plagio es una infracción del derecho de autor sobre una obra artística o intelectual de cualquier tipo, que se produce cuando se presenta una obra ajena como propia u original.

En la práctica, el plagio abarca más que la mera copia indiscriminada de una ilustración, como por ejemplo, hace una conocida marca de ropa con ilustraciones de gente que las publica por internet y que luego imprime en sus camisetas sin que el creador vea un solo duro. También se han dado casos de personas que han copiado, directamente, la composición de una página entera de cómics, sus personajes, y hasta la historia con pequeñas modificaciones. O cosas más sutiles, como utilizar dibujos de otras personas y dibujar sobre ellos, haciendo un par de variaciones para disimular.

La diferencia entre referencia/calco y el plagio radica principalmente en que se está copiando el trabajo de interpretación y el proceso creativo de otro artista, no el material real del que nos inspiramos o del que tomamos referencia. Un ratón es un ratón. Puedes copiar un ratón mil veces y dar la casualidad de que otra persona se inspire en el mismo ratón que tú, y que os salga idéntico. Si dibujas a Mickey Mouse, ya estás copiando una idea, una interpretación de un ratón con determinadas características que lo hacen único.

Por eso hay que saber discernir cuando una persona ha hecho un plagio indiscriminado de algo ya creado y cuándo el parecido es simplemente fruto de que se está inspirando en algo real, algo básico y sin interpretar, de lo que nadie es el creador original. Sino analizad el argumento de la mayoría de los comics, películas, libros. En esencia, el argumento, la historia, se reduce a un puñado de bases comunes (un ejemplo muy reciente es Avatar, que en mi opinión tiene exactamente a misma base que Pocahontas, aunque llevada de otra manera y en otro contexto. Nadie les ha acusado de plagio.) Lo importante es como el autor las interpreta, las expresa, de forma única y original.


Ejemplo de plagio en el mundo de la ilustración


En el mundo de la moda abundan los diseñadores que "toman ideas" de internet descaradamente.

Este caso de plagio fue muy sonado por la poca discrección del plagiador y lo popular del manga plagiado.


Como siempre, esta es sólo mi forma de ver las cosas según mi experiencia y lo que he ido observando a lo largo de los años. Pero os aconsejo que no os llevéis las manos a la cabeza ante cualquier similitud que encontréis entre dos dibujos, o una foto y un dibujo, porque en la mayoría de los casos son coincidencias o simplemente, recursos utilizados por el artista que si lo hace con dos dedos de frente y sentido común puede mejorar mucho en su trabajo. Y porque, amigos, está todo inventado, todo existe, solo cambia nuestra forma de contarlo.

Share This

5 comentarios:

Kaoru Okino dijo...

Muy interesante la entrada!! >_<

A mí han llegado a decirme que he copiado una imágen de no se qué manga que ni dios conoce solo porque sale un personaje con las manos en la cintura que ni si quiera tiene la misma pose .___________.U

Y luego los típicos Narutards, que ven el Tenchu y "uyy son ninjas, está copiao de Naruto" xDD

Samu dijo...

Muy buen texto, Henar.

Luis Tomás dijo...

Muy bueno el artículo. En la academia de óleo en la que estuve se calcaba el dibujo en el lienzo, ¿por qué? pues porque se va a aprender óleo, no dibujo. Además, aun los profesionales que no lo hacen por estudio calcan un retrato o paisaje antes de pintarlo, lo que la gente no comprende es que es una base sobre la que aplicar una primera mancha, durante el proceso se va a borrar y vas a tener que tener una habilidad de dibujo para que llegue a buen fín. Es lo de siempre, hasta que no se prueba a hacer algo existe la ignorancia inconsciente de lo que creemos que son las cosas, después pasariamos a la ignorancia consciente con la práctica al ver que no es como nos imaginábamos.Se dan muchas cosas por sentadas.

Anónimo dijo...

"Uno de los famosos carteles de Struzan. Una caca, porque es calcado. Así yo también lo hago.", Juas!!! Empieza por el lápiz..... :D

Ruby Bautista dijo...

Gracias!!! Genial este post me ha animado mucho!! :)

Contact

Feel free to contact for further information about commissions, interviews and exhibitions.



CC
Designed By Blogger Templates