15 abr. 2010

Noruega


Viajar siempre es inspirador y relajante (incluso en esos viajes donde no duermes más que dos o tres horas al día malamente en algún incómodo asiento de autobús, no paras de patear de arriba a abajo por calles desconocidas y tienes pequeños contratiempos que te rompen todos los esquemas), pero lo cierto es que Noruega, país que he tenido el placer de visitar gracias a la hospitalidad de una amiga, tiene algo diferente.

No sé si es el hecho de que es un país prácticamente despoblado, o que hace un frío del carajo la mayor parte del año, o que las noches en invierno son eternas y en verano inexistentes, pero es uno de esos lugares que a pesar de estar totalmente civilizado (y tanto) te sientes totalmente en contacto con la naturaleza que te rodea. No puedes evitar mirar a cualquier parte y sorprenderte por los maravillosos paisajes que te rodean. Porque ya lo decía mi amiga, en un país como este, no puedes escapar de la naturaleza.






Share This

2 comentarios:

Pitu Silver dijo...

Que bonitos los fiordos! son preciosos n_n

Nisa Arce dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.

Contact

Feel free to contact for further information about commissions, interviews and exhibitions.



CC
Designed By Blogger Templates